Cómo abrigar a los bebés en invierno

abrigar a los bebés

Cómo abrigar a los bebés en invierno

5 (100%) 6 votes

Una de las preocupaciones propias de los papás y las mamás cuando tienen un bebé es que el pequeño no tenga frío. Es tal el miedo a que su hijo o hija enferme, que incluso la mayoría optan por abrigarlos demasiado, sin saber que esto puede ser igual de peligroso. Si acabas de tener un hijo, no debes preocuparte por este asunto, porque abrigar a los bebés es mucho más sencillo de lo que pueda parecer. ¿No sabes cómo hacerlo? Desde nuestra escuela infantil te ayudaremos con estos consejos.

Consejos para abrigar a los bebés

Muchos bebés se sienten molestos cuando los vestimos, pero no esto no tiene por qué significar que tengan calor. Pueden revolverse en el cambiador porque están incómodos, porque les irrita la ropita o simplemente porque están nerviosos. Ya sabrás que es difícil adivinar por qué llora un bebé.

Para saber si un bebé recién nacido está debidamente abrigado, no es suficiente con tocar sus manos o bien pies. Y eso que es aquello que primero suelen hacer los papás y mamás. Debes saber que la mayor parte de los bebés acostumbra a tener las manos y los pies fríos, pues su circulación sanguínea aún no está totalmente desarrollada. Por lo que notar sus manitas frías no significa necesariamente que el bebé tenga frío.

La mejor forma de descubrir si tu pequeño necesita más abrigo es tocándole las piernas, los brazos o bien el cuello. Estas zonas son las que te desvelarán la temperatura corporal del bebé. Así como el tono de las mejillas. Si notas que tu pequeño pierde color en las mejillas, lo más probables es que sienta frío.

¿Cómo abrigar a un bebé? En primer lugar debes evitar abrigarle demasiado, puesto que su cuerpo puede llegar a perder la capacidad de adaptación a los cambios de temperatura y acatarrarse con mayor sencillez.

Nuestra recomendación es dejar de lado las prendas demasiado gruesas y optar por vestirle con múltiples prendas de menor grosor. Entre ellas se formarán capas aislantes y el bebé se va a sentir más arropado. De esta forma, si la temperatura del bebé sube, se le va a poder quitar las prendas de una a una, ajustando su vestimenta a la temperatura de cada lugar.

Déjate guiar por los profesionales en el cuidado de los más pequeños y no te equivocarás. Si tienes más dudas sobre el cuidado de tu peque, desde Escuela Infantil San Marino estamos aquí para ayudarte.

No Comments

Post A Comment

Centro de preferencias de privacidad

Cookies Imprescindibles

Cookies necesarias para la correcta navegación por el sitio web.

_ga,_gat,_gid,viewed_cookie_policy
PREF,VISITOR_INFO1_LIVE,YSC

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?