Diferencias entre escuela infantil y guardería

diferencias entre escuela infantil y guardería

Diferencias entre escuela infantil y guardería

Escuela infantil y guardería son dos palabras que, habitualmente, son utilizadas como sinónimos, aunque no signifiquen exactamente lo mismo. Normalmente, las familias utilizan la palabra “guardería” para referirse al centro educativo donde se imparte el primer ciclo de educación infantil. Sin embargo, sería más apropiado emplear el término “escuela infantil”, que es el utilizado por el equipo docente de estos centros. Puede que no lo parezca, pero conocer las diferencias entre escuela infantil y guardería es de vital importancia, especialmente si estáis buscando un centro educativo para vuestros peques.

¿En qué se diferencia una escuela infantil de una guardería?

Una guardería es un lugar al que llevar a un bebé para recibir atención y cuidados durante el tiempo en que su padre o su madre no pueden hacerse cargo. Es un término que está obsoleto, ya que sería algo así como el lugar en el que “guardar” a los niños y niñas mientras que sus progenitores trabajan. Y esto nada tiene que ver con una escuela infantil.

Una escuela infantil es un centro que sigue un proyecto educativo dirigido y desarrollado por un equipo docente cualificado. A su vez, las escuelas infantiles deben estar autorizadas por la comunidad autónoma pertinente para impartir el primer ciclo de educación infantil y contar con todas las medidas de protección que garanticen la seguridad de los peques.

Otros requisitos a reunir por las escuelas infantiles son no sobrepasar el número máximo de alumnos por niños que fije su comunidad autónoma, contar con personal titulado como técnico en educación infantil y disponer de todas los equipamientos necesarios para asegurar la mejor atención a los bebés. Estos son cambiadores, juguetes homologados, mobiliario adaptado para menores de 3 años y productos de higiene, entre otros.

Mientras que las escuelas infantiles tienen un proyecto educativo, las guarderías carecen de ello. En una escuela infantil, el principal objetivo es fomentar el aprendizaje de los peques y potenciar sus habilidades para un óptimo desarrollo de sus capacidades. Y todo ello sin olvidar las necesidades de cada alumno, prestando especial atención a las comidas y al momento de la siesta.

¿Habéis comprendido por qué es tan importante llevar a vuestro hijo o hija a una escuela infantil en lugar de a otro centro similar? Desde Escuela Infantil San Marino somos conscientes de la relevancia que tendrá la educación recibida durante los primeros años en su desarrollo futuro. Y esto es lo que define nuestro proyecto educativo. ¿Queréis saber más? ¡Podéis contactarnos sin compromiso!

No Comments

Post A Comment