Recomendaciones para evitar golpes de calor en los peques

evitar golpes de calor en los peques

Recomendaciones para evitar golpes de calor en los peques

Rate this post

¡Hola papás y mamás! Desde San Marino, escuela infantil en Alcalá de Henares, te vamos a enumerar algunos consejos para evitar golpes de calor en los peques. Estamos en plena ola de calor. Este año, la primavera ha pasado de puntillas y apenas nos ha dejado gozar de ese tiempo en el que se puede estar ya en manga corta pero sin ahogarse. Las chaquetas de entretiempo pueden regresar a guardarse sin temor a necesitarlas.

Hace calor, y mucho. Y aunque sepamos las medidas de seguridad frente al calor, no está de mal repasarlas, especialmente si tenemos pequeños en casa. Ellos, conforme la edad, en muchas ocasiones no pueden solicitar agua, o bien no se percatan de que deben resguardarse del sol directo cuando estamos en la calle. Los pequeños, como los ancianos, son los más frágiles ante las elevadas temperaturas. Hay que estar atentos para eludir golpes de calor o problemas de deshidratación.

Consejos para papás y mamás para impedir golpes de calor

Hay una serie de recomendaciones que los especialistas repiten años tras año y que los progenitores debemos aprendernos de memoria. Es esencial practicarlas no solo ya antes de una ola de calor, sino también durante todo el verano. ¡Toma nota de estos consejos para evitar golpes de calor en los peques!

Ofrecer mucha agua a los pequeños y mucha teta, si se está amamantando

Si los pequeños juegan o están entretenidos es muy fácil que se olviden de que tienen sed, por este motivo, es conveniente ofrecer agua frecuentemente si bien no la soliciten. Si estamos amamantando, del mismo modo se debe ofrecer el pecho de forma frecuente de lo que veníamos haciéndolo.

Eludir exponerse al Sol en las horas de más calor

Desde las 12 de la mañana, hasta las 6 de la tarde, debemos eludir exponernos al Sol, como efectuar actividades físicas intensas.

Emplear ropa de algodón o bien transpirable

Prestar atención a la ropa con la que vestimos a los peques asimismo es esencial. La mejor alternativa es usar prendas de algodón o bien tejidos vaporosos y transpirables y con colores claros. .

Comidas ligeras y preferiblemente frías

Se aconseja comer ligero y preferiblemente comidas frías: ensaladas, gazpachos, fruta, batidos… Eludir alimentos exageradamente caloríficos y decantarse por las verduras y las hortalizas.

Sostener el hogar fresco

Es suficiente con bajar las persianas y cerrar las ventanas en las horas de más calor. Podemos emplear ventiladores, y si tenemos aire acondicionado, debemos regular una temperatura que oscile alrededor de los 24 horas.

Protección solar, siempre y en toda circunstancia

Tanto si vamos a la piscina o bien a la playa, tal y como si sencillamente damos un paseo, la protección solar en los pequeños es una regla incontrovertible.

Para los bebés menores de seis meses, es conveniente emplear una protección especial para su frágil piel. Y para los mayores lo aconsejable es utilizar el factor de protección más alto, el de 50 y aplicarlo cada 2 horas.

Estar atentos a síntomas de golpe de calor o bien deshidratación

Si todavía siguiendo todos estos consejos, apreciamos en nuestro hijo síntomas que pueden apuntar un golpe de calor o bien una deshidratación, debemos asistir a un centro de emergencias y explicar nuestras sospechas.

Todas estas recomendaciones para evitar golpes de calor en los peques se debe aplicar durante todo el verano, no únicamente cuando atravesemos una ola de calor. Si necesitas que te aconsejemos, no dudes en contactar con nuestros docentes. ¡Feliz verano y a la vuelta os esperamos a todos en nuestra escuela infantil San Marino!

No Comments

Post A Comment

Rate this post